Deseos, emociones y palabras


Seis veces mis dedos navegaron por esta línea antes de lanzar la primera idea que aun deambula en mi cerebro y no consigue salir a sabiendas que la emoción, las lágrimas y la alegría la retienen. Poco puede hacer la inspiración frente a las mejillas acariciadas por un hilo húmedo.
Deseo el golpe en la puerta con la sonrisa que se desdibuja frente al beso sempiterno.
Deseo la mirada interrogativa bajo las cejas enarcadas que esperan respuestas que creo no tener.
Deseo abrazo.
Deseo palabras.
Deseo…
Han pasado dos meses y, debo confesarlo, escribir no se presenta como una tarea sencilla en este momento. Han pasado dos meses y en ellos he vivido lo más emocionante de mi carrera como ser humano. Han pasado dos meses y siento alegría por los 70 años quedan por delante. Han pasado dos meses y las letras se han transformado en una gota que se suspende en el aire mientras sonrío de felicidad.
Si el sentimiento pudiera, como lo ha hecho en otras oportunidades, convertirse en palabra, estos serían los párrafos más destacables de mi ignota carrera como escritor. Pero hoy no es el día.
Hoy es el día en que disfruto de lo vivido, planifico el futuro y, sobre todo, me enamoro de la ternura y la inteligencia hecha persona.

4 comentarios:

Borja dijo...

muy bonito!!
preciosa transcripción de unos sentimientos.
me alegro mucho por ti.

amigoplantas dijo...

Es que estar vivo tiene, a veces, regalitos como ese

Yuuuupiiiiiiii

Lusika dijo...

¡Muchísimas felicidades por haberte enamorado de "la ternura y la inteligencia hecha persona"... ya que ella es un tesoro!

Un beso y felicidades a los dos :)

Meli dijo...

Enhorabuena, me siento muy feliz por tus palabras, y ella siente igual, lo vi en el brillo de sus ojos :-D